Vestuario para la noche de Fin de Año -Nochevieja-

Nos encontramos a horas de la noche que da fin al año y para aquellos que todavía tienen dudas de como solucionar el problema de la etiqueta valgan estos consejos extraídos de la publicación especializada Protocolo.

Sugerencias de vestuario para la noche de Fin de Año -Nochevieja-

   La noche de Fin de Año es una de las ocasiones en las que muchas personas aprovechan para lucir las mejores prendas de su vestuario. Se pueden ver modelos tanto prét-à-portercomo modelos de alta costura, en el caso de las mujeres. En el caso de los hombres el esmoquin (smoking) es una de las prendas que más se ve la noche de Fin de Año, aunque también los trajes ocupan un hueco importante en la noche que da paso al nuevo año.

   ¿Qué me pongo? La pregunta que siempre surge cuando hay una fiesta o una celebración. La respuesta, depende del lugar donde vayamos a ir y de las exigencias de etiqueta de ese lugar. En muchos locales,  clubs, sociedades recreativas, etc. esa noche suelen exigir una estricta etiqueta. En la mayor parte de hoteles y clubs no nos dejarán entrar si no vestimos de corbata o de etiqueta.

Para las mujeres

Foto  Thierry  Escaparate vestidos de fiesta para mujer.

   Si queremos ir muy exclusivas y el presupuesto nos lo permite, podemos adquirir un modelo a medida o de alta costura, lo que le garantiza una cierta exclusividad. Además, hay que tener en cuenta que ese vestido no solo nos servirá para esa noche. Lo podremos utilizar en otras ocasiones durante el resto del año. Si no podemos permitirnos un modelo de estas características hay decenas de modelos muy elegantes en las llamas tiendas “low cost” con telas de calidad como el terciopelo, el raso, el moiré y tejidos similares. Estos vestidos de confección pueden personalizarse añadiendo ciertos complementos que les hagan “distintos” de los demás modelos iguales, o muy similares. La ropa prét-à-porter es el pequeño inconveniente que tiene, que nos podemos encontrar varios modelos iguales o similares al nuestro.

   Las joyas que se deberíamos lucir con un traje de noche son las que tangamos de mejor calidad y las más deslumbrantes. Las perlas son muy elegantes, pero el oro y los diamantes resaltan mucho la belleza y son de las piezas más utilizadas con los vestidos de noche.

   El peinado, también admite mucha más complejidad que un peinado de diario y se suelen lucir peinados mucho más elaborados, por no decir complicados, que durante el día. También podemos incorporar algún tipo de pequeño tocado o adornos vistosos para el pelo.

Foto  human hair wigs – kosspa.com  Modelos de peinados

   Los complementos. Un bolso pequeño de metal, carey u otro material de calidad, es un complemento perfecto para un traje de noche. Los guantes largos, o no, también pueden ser un complemento perfecto para su vestido de noche. Eso si, hay que tener en cuenta que los guantes largos se lucen con vestidos sin mangas. También un chal o un echarpe, pueden ser un estupendo complemento, sobre todo si lo sabemos lucir con elegancia y dominanos el arte de colocarlo en los brazos de forma correcta. No es una prenda muy sencilla de llevar si no se tiene costumbre.

   Los zapatos, de tacón alto, preferiblemente cerrados y conjuntados con el resto del vestuario; combinado al menos con nuestro vestido. Los modelos son muy variados y con muchas posibilidades de elección entre la amplia gama de modelos que ofrece el mercado.

“El traje de noche debe ser cómodo y dejar que se mueva con cierta soltura”

   Cuando adquirimos un traje de noche hay que tener en cuenta algunos consejos: elegir un traje cómodo con el que nos podamos mover con cierta soltura. Hay modelos muy bonitos y elegantes pero que apenas dejan libertad de movimientos. Es muy difícil moverse y caminar con ellos.  También, salvo los modelos de alta costura que llevan los sostenes adaptados al mismo, hay que procurar llevar un sostén sin tirantes para probarse los trajes de noche y ver cómo nos quedan. Los tejidos, como hemos dicho de calidad pero que tengan una cierta resistencia. Es una noche muy larga y es una pena ver tejidos y vestidos que no aguantan bien una larga velada.

Para los hombres.

Foto  faungg’s photo  Somking para hombre. Esmoquin caballero.

   Sin ninguna duda el vestuario más utilizado por los hombres para la noche de Fin de Año es el esmoquin (smoking). En este tipo de vestuario, como en el de la mayor parte del vestuario masculino, las novedades o innovaciones son mínimas. Puede haber alguna variación en las solapas, la hechura de los hombros y las mangas, pero con muy pequeñas variaciones.  El esmoquin (smoking) es un vestuario clásico y compuesto por prendas muy estandarizadas.

   Si no hay un etiqueta requerida, y optamos por vestir un traje, hay que elegir uno de corte clásico y de color, preferiblemente, oscuro. Una buena opción es elegir un traje confeccionado con tejidos de gran calidad y acordes al clima del lugar donde va a celebrar la noche de fin de año. Indicamos de color oscuro, salvo que nos encontremos en una zona tropical y la velada sea al aire libre. En estos casos, se permiten utilizar otros tipos de colores y tejidos.

   Los zapatos de cordones y corte clásico, o bien se admiten de corte clásico con hebilla -tipo monkstrap-. Camisas, mejor lisas y sin utilizar colores llamativos. La corbata bien combinada con la camisa y el traje.

Foto  Pelikamo – pelikamo.com  Zapatos para smoking – esmoquin

   Complementos. En el hombre suelen ser muy pocos los complementos utilizados tanto para la etiqueta rigurosa, como para el esmoquin (smoking), tanto como si vestimos de traje. El reloj, los gemelos y algún tipo de anillo, como un solitario o una alianza. El hombre no suele lucir más joyas o complementos. No obstante, la moda y las tendencias que crean los diseñadores, han ampliado, en cierta medida, el número de complementos para los hombres y no es muy extraño ver a los hombres luciendo algún tipo de pendiente, pulsera, collar, piercing, etc.

   Al igual que en el caso de las mujeres, el hombre debe elegir un vestuario cómodo, que le dé una cierta libertad de movimientos.  Cuidado con el traje o esmoquin que nos queda demasiado ajustado, o nos queda corto de mangas, etc. Si hemos cambiado de talla, por la razón que sea, también debemos cambiar de vestuario y no tratar de aprovechar traje o esmoquin que ya no nos queda bien.

“El alquiler de vestuario es una opción cada vez más demandada”

No me lo compro

   Tanto para las mujeres como para los hombres,  hay una opción que nos evita tener que gastar una importante cantidad de dinero en adquirir un vestuario para esa noche, o para otra cualquiera. Si nuestro presupuesto es más bien escaso o si no tenemos una vida social muy activa o, aunque podamos económicamente, no queremos gastarnos ese dinero para dejar un vestido o un traje en el armario durante años, existe la opción del alquiler. Hay muchos establecimientos y empresas que se dedican al alquiler de vestuario de fiesta, desde trajes de alta costura hasta vestuario mucho más asequible con modelos de prét-à-porter que pueden servirnos perfectamente para lucir de forma elegante en noches tan especiales como la de Fin de Año o cualquier otra. Es una opción cada vez más demandada y una forma de cambiar de vestuario todos los años sin tener que gastarse mucho dinero. También es una forma de tener un traje de plena actualidad, e ir a la moda sin tener que adquirir un modelo nuevo todos los años.

   Fin de Año, es una noche para disfrutar de la fiesta. Tan importante como el vestuario es nuestro comportamiento y la compañía de amigos y familiares. Bien vestido, pero educado, no se nos puede olvidar.

   Tengamos presente que “nos reciben según nos presentamos, pero nos despiden según nos comportamos”. Feliz Año Nuevo.