Normas Protocolo Importantes en la Mesa

1. A la mesa es esencial presentarse limpio y arreglado.

  1. Al sentarse, evite dejarse caer en la silla.

  2. No pase los brazos detrás de la silla, ya que puede ser muestra de pereza.

  3. No se balancee en la silla, causa muy mala impresión.

  4. Nunca coma recargando los codos sobre la mesa.

  5. Al hacer uso de los cubiertos, baje los codos manteniéndolos junto al cuerpo.

  6. Hay que tomar en cuenta a las personas que están con usted en la mesa y no dedicarse sólo a comer un bocado tras otro.

  7. Al comer, mantenga la boca cerrada, hasta que el alimento llegue a sus labios, no la abra con anticipación.

  8. Una vez que esté la comida en la boca, mastique con la boca cerrada, evitando los ruidos.

  9. Hablar con la boca llena es muy desagradable, no lo haga.

  10. Nunca lleve las manos a la cara mientras come y menos aún use los cubiertos o los dedos para rascarse.

  11. No se estire en la mesa, es de muy mal gusto.

  12. Nunca meta el pan o la tortilla al plato para limpiarlo.

  13. Nunca se chupe los dedos, ni se limpie los dientes con la lengua o las uñas.

  14. Jugar con los cubiertos y darle vueltas al salero, no es correcto.

  15. No tome los cubiertos como si fueran plumas y se dispusiera a escribir, use la forma adecuada.

  16. Para enfriar la sopa no se debe soplar, ni llenar la cuchara y dejar caer el chorro en el plato o la taza, simplemente espere, o bien, muévala un poco con la cuchara.

  17. Por muy caliente que esté la sopa, si empieza a tomar de la que está encima, por la orilla del plato, no tendrá el menor problema.

  18. Cuando quede poca sopa, tómela suavemente con la cuchara hacia dentro del plato, pero nunca incline este para recoger el resto.

  19. Mientras tomamos la sopa o cualquier otro alimento, no debemos golpear los cubiertos en el plato, hay que procurar usarlos con toda suavidad.

  20. No haga señas ni gestos de entendimiento con alguna persona que se encuentre al otro extremo de la mesa.

  21. Son los alimentos los que se llevan a la boca y no la boca a los alimentos, no se agache al comer, ligeramente inclinado es lo correcto.

  22. Si al servise se le cae algo al mantel, recójalo con el cuchillo y póngalo a la orilla del plato, lo que no debe hacer es comerlo o recogerlo con la mano.

  23. Mostrar ansiedad frente a un plato de comida, porque le gusta mucho o porque tiene mucha hambre, es de mal gusto. Unos minutos de espera en nada perjudican y la naturalidad es el mejor principio de la educación.

  24. Levante ligeramente la cabeza cuando tome líquidos, pues el borde del vaso o la tasa no debe tocar su nariz.

  25. No empine botellas ni vasos con el fin de tomar hasta la última gota, en nada le aliviará esa ínfima cantidad y es mejor mostrarse mesurados que ansiosos.

  26. Cuando le pongan o retiren el plato, aparte amablemente el brazo correspondiente a fin de facilitar el servicio, y lo que es más importante, sea atento con la persona que sirve.

  27. Al servir agua, refresco o jugo, tanto el cuello de la botella como la boca de la jarra no deben tocar el vaso.

  28. No tome líquidos en pequeños sorbos, sino una vez que los necesite, acostumbre no hacerlo después de cada bocado.

  29. Una de las faltas más graves que puede cometer es tomar líquidos cuando tenga comida en la boca.

  30. Fuera de la mesa, en paseos de campo, o donde ofrezca inseguridad la higiene de los vasos, puede tomar directamente de la botella.

  31. Si le sirven un refresco con popote, deje un poco de líquido para no hacer ruido.

  32. No encienda el televisor o el radio durante la comida, a menos que toda la familia esté de acuerdo.

  33. No debe pedir repetición de la sopa, el guisado o el postre, pues se supone que han preparado una porción por persona.

  34. No hay necesidad de comer todo lo que le sirvan, ya que sólo puede ser responsable de aquello que usted se sirve y que se supone hace de acuerdo con su apetito.

  35. No gire el plato para comer lo del otro extremo, coma lo que tenga frente a usted.

  36. No haga preguntas a una persona en el preciso momento en que se lleva el bocado a la boca, pues no podría contestar debido a que no se debe hablar con la boca llena.

  37. En la mesa no hable de muertes ni de accidentes, ni cualquier tema de esta índole.

  38. Si cuando come entra alguna persona, después de saludarla, diga: ¿Gustas?, pero si es usted la persona que entra y alguien está comiendo, diga: Buen provecho.

  39. Las tazas tienen asa para que tome de ella, no con toda la mano.

  40. Sírvase el azúcar que necesite, pues una vez mojada la cuchara no es correcto meterla nuevamente en la azucarera, a menos que haya una especial dentro de la misma.

  41. En todo momento cuide su lenguaje, pero en la mesa muy especialmente.

  42. No ofrezca cubiertos ya usados, sobras de pan o bebida de su propio vaso.

  43. Para pasar algo a una tercera persona, es mejor pedir a quien está cerca de usted que por favor lo haga.

  44. Tome el vaso desde abajo, si lo desea, coloque un dedo debajo o dos, el meñique y el anular dan seguridad.

  45. Para servir un vaso, tómelo y se colóquelo asiéndolo por debajo, es antihigiénico tomarlo por arriba.

  46. Puede llenar un vaso máximo hasta dos tercios de su capacidad, colocando una servilleta entre el vaso y el plato que lo sostiene.

  47. Nunca sirva la sal con los dedos.

  48. Al usar el salero, póngalo horizontal, controlando con suaves gopecitos de su dedo índice sobre el salero. Evite moverlo de arriba abajo.

  49. Si le piden el salero o algún otro condimento, páselo antes de usarlo.

mesa
  1. Cuando un invitado rompe algo por accidente, la anfitriona o anfitrión no debe apenarlo. Una invitación implica la responsabilidad de hacer al invitado gratos los momentos que pasa en su compañía.

  2. Si usted ve que ha manchado a su vecina o vecino, excúsese por el incidente y ofrezca su servilleta para que ella o él se limpie, en vez de hacerlo usted, para evitar equivocadas interpretaciones.

  3. Si se le presenta la necesidad de usar el pañuelo, ocupe sólamente un lado y hágalo oprimiendo la nariz hacia la punta, así puede limpiarse sin hacer ruido. Acostumbre sonarse antes de salir de casa.

  4. Al toser o estornudar, aplique el pañuelo a la boca y nariz, procurando volver a un lado la cara.

  5. Cuando sienta la necesidad de bostezar, tape siempre la boca con la mano antes de iniciar el bostezo.

  6. Bostezar es una necesidad normal, hágalo sin exageraciones.

  7. Si su estómago hace ruido, no lo comente ni se apriete el estómago, actúe como si nada hubiera pasado.

  8. Eructar por gusto es falta de educación.

  9. Si eructa por enfermedad o involuntariamente, no se golpee en el pecho. Lleve su mano a la boca y sólamente diga en voz baja: ¡Perdón!, pero no se avergüence.

  10. El uso del palillo debe ser en privado, nunca en la mesa.

  11. Apuntar con el dedo es falta de educación, con la vista o con la cabeza es lo correcto. Sólo en caso de necesidad con la mano.

  12. Al comenzar a arreglar una mesa, se cubre esta primero con un paño grueso y después se pone encima el mantel, con el objeto de proteger la madera y atenuar el ruido de los platos.

  13. Es de caballeros que los hombres ayuden a jalar la silla al sentarse su compañera o vecina.

  14. Cuando se anuncia que la comida está servida, es descortés hacer esperar.

  15. La señora o señorita, se sienta siempre por costumbre, a la derecha del señor. Él se coloca en su asiento después que ella lo hace.

  16. Al invitado de honor debe señalársele su asiento a la cabecera de la mesa, o bien, junto a los señores de la casa.

  17. En una reunión, conversar sólo con una persona que le simpatiza o le interesa, olvidándose de las demás, es falta de educación.

  18. Si desea hablar con una persona que está lejos de usted, evite hacerlo por la espalda de quienes están entre usted y su interlocutor.

  19. En un sitio público no debe hablar en voz muy alta.

  20. Cuando habla con un persona, no debe dirigir marcadamente la mirada alrededor, para ver quién pasó o quién llegó, es como si diera la espalda a su acompañante.

  21. En un bufé pase siempre el plato con una servilleta por debajo.

  22. Ningún alimento blando se corta con cuchillo, por ejemplo: el huevo.

  23. Cuando se ofrece algo en la mesa, es costumbre hacerlo por la izquierda.

  24. La persona que sirve en casa debe llevar la bandeja a nivel de la cintura.

  25. En la mesa no debe sacar la polvera y retocarse el maquillaje.

  26. Nunca se levante de la mesa si el anfitrión o anfitriona no lo ha hecho.

  27. Si usted tiene que retirarse enseguida, no abandone el comedor sin antes ofrecer una excusa.

  28. Para disponer una mesa, empiece por colocar los cubiertos según el orden de la comida, sobre los lados de afuera hacia adentro. A la derecha cucharas y cuchillos, a la izquierda diversos tenedores según el menú.

  29. Cuando termina con la sopa, deje la cuchara en el plato, con el mango hacia la derecha.

  30. Siempre parta el pan con sus dedos.

  31. Nunca se lleve el cuchillo a la boca.

  32. Es correcto usar dos tenedores al comer pescado.

  33. Es correcto detener el bocado que va en camino para terminar una frase.

  34. Es correcto conversar con el cuchillo y el tenedor en las manos mientras come, pero no lo es accionar con ellos.

  35. Nunca coma, beba o ejecute una acción con una mano, mientras sostiene con la otra un cubierto, un vaso o una taza.

  36. El pollo, en un día de campo, cómalo sosteniéndolo con una mano, no con las dos. A la mesa siempre coma el pollo con el tenedor y el cuchillo.

  37. Al exprimir limón use el exprimidor o un tenedor.

  38. Sirva las verduras junto con el plato fuerte.

  39. Si come elote, cómalo en forma circular, no a lo largo; éste debe ser ingerido sólo en comidas informales.

  40. Sirva la toronja en mitades.

  41. Corte la manzana en cuartos.

  42. La pera, igual que la manzana.

  43. Tome las uvas con los dedos.

  44. Para el plátano utilice el tenedor y el cuchillo.

  45. Coma la sandía ulizando tenedor y cuchillo, las semillas visibles y las que encuentre en la boca, regréselas al plato con el tenedor.

  46. El melón es más fácil de comer ya que es posible quitarle las semillas antes de llevarlo a la boca. Si desea comerlo en mitades, hágalo con una cucharita.

  47. Para el mango existe un tenedor especial, si no lo tenemos, podemos utilizar un tenedor normal.

  48. Las bebidas en la mesa deben ser servidas por la derecha y arriba de los cubiertos.

  49. Coloque las copas siempre al frente, ordenándolas de derecha a izquierda, vino blanco o tinto y al final la copa de agua.

  50. Llene el vaso de agua antes de sentarse a la mesa.

  51. El señor de la casa prueba antes el vino para cerciorarse que no está avinagrado.

  52. El vino blanco, seco o dulce, no se debe helar demasiado. Consúmalo con carnes blancas, aves y mariscos.

  53. Tome el vino tinto o rojo, delgado o grueso, con carne de res, hígado, jamón crudo o cocido, pato y algunos quesos.

  54. El champaña se sirve como brindis, en las recepciones, antes de las comidas o los postres.

  55. El champaña se sirve en la clásica copa champañera, este vino puede ser ofrecido a todas horas y en todas las comidas, helado y en copas también frías.

  56. Parta la carne conforme la ingiere, no la parta toda a la vez.

  57. Al quitarles la carnita a las aceitunas, deposite el huesito en el tenedor o en la cuchara y póngalo en el plato, a un lado.

  58. Al comer espagueti, déle con el tenedor dos vueltas hacia adelante y, si es necesario, dos más hacia atrás. Para asegurar que no resbale de los dientes del tenedor, córtelo con el cuchillo.

  59. Después de comer, deje la mesa impecable, sin migajas o restos de comida.

  60. Antes de servir el postre, limpie la mesa de platos y cubiertos, incluso los que no se usó, excepto copas y vasos.

  61. Un buen café es el complemento de una buena comida.

  62. Si toma café o té sin estar sentado a la mesa, sostenga el plato y taza en la mano izquierda y lleve la taza a la boca con la mano derecha.

  63. Nunca deje la cucharita dentro de la taza, su lugar está a la derecha, sobre el plato.

  64. Al ofrecer cigarros, acerque la cajetilla, no saque cigarro por cigarro, la lumbre es un detalle de cortesía.

  65. Al fumar cuide que el humo no llegue a la cara de otra persona, si accidentalmente ocurre, no deje de disculparse.

  66. Para hablar, quite el cigarro de la boca.

  67. Las plantas, los platos, etc., no son lugares apropiados para tirar la ceniza. Pida un cenicero.

  68. Acerque el cenicero a la persona que lo necesita y diga: ¿Me permite?, no se lo dé directamente.

  69. Respete los lugares donde hay letreros que no permitan fumar, recuerde que hay fuertes razones para pedirlo.

  70. Nunca debe dar una taza, una copa o un vaso en la mano, déjelo en una mesita junto a la persona, con una base para que no manche la cubierta.

  71. Hablar un idioma desconocido para alguna o algunas de las personas del grupo es una falta de educación.

  72. Para despedirse estando en una reunión, no es necesario que se entere todo el mundo, pero sí debe enterar a sus anfitriones y luego retirarse en silencio.

  73. El tocar la bocina no es un modo correcto de anuciarse, debe acercarse a la puerta.

  74. Cuando decida retirarse de una casa, pongáse de pie, despídase y no entretenga al anfitrión media hora en la puerta.

  75. Conteste siempre si acepta o no la invitación que le hagan. El silencio no es correcto en este caso.

  76. En su casa, póngase siempre de pie para recibir a la persona que llega.

  77. Si tiene perros, no los ponga frente a las visitas, pueden no gustar de ellos, temer que les hagan daño o les manchen la ropa.

  78. No hay que insistir demasiado con una persona quien se niega a aceptar lo que se le ofrezca, la moderación ayuda siempre.

  79. Cuando entregue dinero a una persona, póngalo dentro de un sobre.

  80. Cuando algo le cause mucha risa en la mesa, procure no reírse estruendosamente, sino con mesura

protocolo

Autor desconocido

Conservar los Buenos modales en Navidad

comida-navidad

La regla de oro: “los cubiertos se utilizan de fuera hacia adentro, primero los más alejados del plato y así en orden hasta utilizarlos todos”. Por muchos cubiertos que haya a cada lado de su plato -algo muy típico en Navidad es hacer un amplio despliegue de elementos de la cubertería- esta regla es universal.

1. Desdoblar la servilleta.

La servilleta solo la debemos colocar en nuestro regazo cuando se va a empezar a comer. No hay que hacerlo antes, pues no es nada elegante ni correcto, estar con la servilleta en su regazo cuando no hay comida sobre la mesa.

2. Tocar los cubiertos.

Los cubiertos solo se utilizan cuando nos sirvan algo de comida en el plato. Un cubierto es un objeto diseñado para tomar ciertos alimentos, no para jugar, incordiar o utilizarlos para otras funciones distintas a las suyas -hay quien lo utiliza como destornillador, como mondadientes, etc.-.

3. Platillo del pan.

No hay que olvidar que la pieza de pan siempre es la que está en lado izquierdo. No le quitemos el pan a nuestro compañero de mesa que se sienta a nuestra derecha. Hablando del pan, no se corta con el cuchillo. El pan se trocea “pellizcando” ligeramente la pieza de pan.

4. Sopas y cremas.

Una sopa, crema o similar se toma con cuchara, pero no se inclina el plato para acabar su contenido. Hay que recordar que el plato, mejor, no se toca. Otra cuestión importante; si está muy caliente no se sopla para enfriarlo, debemos dejar que enfríe su contenido de forma natural.

5. Compartir.

Salvo en ambientes familiares o de mucha confianza, no se intercambia comida entre los platos, ni tampoco debemos “meter” nuestro cubierto en otro plato que no sea el nuestro.

6. Bebida.

No se deben llenar la copas hasta los bordes -se llenan sobre un tercio de su capacidad cuando es un vino y algo más de la mitad de la copa si es agua o un zumo o refresco para los niños-; tampoco debemos beber el contenido de una copa de un solo trago sino a pequeños sorbos. Si es un brindis y se sirve poca cantidad, si es correcto tomarlo de un solo trago.

7. Levantarse de la mesa.

Ni pequeños ni mayores se deben levantar de la mesa hasta que no haya finalizado el almuerzo o la cena. Solo por alguna razón importante se deben pedir excusas y se solicita el permiso para poderse levantar de la mesa.

8. Servir los alimentos.

Aunque depende de mucho del sitio que haya para poder pasar entre los invitados, por regla general, se sirve por la izquierda y se retira por la derecha. La bebida se sirve por la derecha.

9. Situar a los invitados en la mesa.

En una mesa familiar el criterio de “ordenación” más utilizado es el de la edad. Hay que olvidarse de todo tipo de jerarquías que en casa no son “efectivas”. En una mesa de Navidad en casa un ministro, un gerente de una compañía, un alcalde, una directora general, etc. son simplemente Carlos, Francisco, Jesús, Patricia… No hay una precedencia “oficial” sino familiar.

10. Ritmo.

Estos días de fiesta en la mesa es muy habitual intercambiar todo tipo de anécdotas, experiencias y vivencias con personas que no se ven durante el resto del año. Esto no debe alterar el ritmo de la comida. Si hay muchas “historias” que contar se pueden dejar para la sobremesa.

11. Ayudar.

Si la reunión convoca a muchos familiares y amigos, siempre habrá un “alma caritativa” que se ofrezca a los anfitriones para echarles una mano. Hay que dejarse de tópicos y machismos y no dejar todo el trabajo a las mujeres de la casa. Incluso, sería un bonito detalle darles un descanso y que los hombres de la casa se ocupasen de todo, o de casi todo.

12. Brindis.

Es posible hacer uno o varios brindis, dependiendo de la costumbre de cada familia, tanto al principio como al final e, incluso, a lo largo de toda la comida. Tampoco hay que ser demasiado pesado y proponer muchos brindis. Cuidado con los motivos del brindis, no vayan a ser ofensivos o molestos para algunos comensales.

13. Temas de conversación.

Confianza, familiaridad… no son sinónimos de todo vale. Es un día para disfrutar y no para polemizar -además el alcohol puede ser un aliado estupendo para perder los nervios-. Además de los temas típicos que pueden causar desavenencias como algunos deportes, la política, la religión… tampoco deben salir a “escena” temas familiares como herencias, cuidado de los mayores, favores denegados, etc.

14. Niños.

Si hay niños pequeños, mejor, al lado de sus padres -aunque haya que variar el orden de situación de los invitados en la mesa-. Es la mejor forma de “controlarlos” y de atender cualquier necesidad que tengan -cortarles un trozo de carne, darles algo a la boca, evitar que se levanten de la mesa, etc.-.

14. Regalos.

Si hay regalos mejor al terminar de comer. Es un auténtico caos dejar, aunque sea por evitar que den la lata los más pequeños, dejar abrir los regalos antes de la comida -bien sea un almuerzo de Navidad o una cena de Nochebuena-.

15. Fin de la comida.

Tanto el inicio de una comida como el final lo marcan los anfitriones o los que hacen sus veces. Es decir, hasta que no comienzan a comer los anfitriones o los mayores de la casa que presiden la mesa, por ejemplo los abuelos, no se empieza a comer. Lo mismo al terminar de comer. Si alguien quiere levantarse de la mesa, antes debe pedir el correspondiente permiso.

Esta no es una lista exhaustiva y seguro que a usted se le ocurren otras cuantas cosas que deberíamos tener en cuenta todo el mundo en una mesa de Navidad. Como decimos siempre, con un poco de prudencia y de sentido común todo irá sobre ruedas. Lo importante es disfrutar de unas fechas entrañables y en buena compañía.